Redes sociales, nueva tendencia laboral

Gracias a su masificación en todo el mundo y a la gran cantidad de utilidades, Internet se ha transformado en algo más que un lujo, hoy es una verdadera necesidad de comunicación, sobre todo en el campo laboral.


Las oficinas reciben miles de correos electrónicos con peticiones de clientes, jefes y proveedores, haciendo de la web un vehículo de información rápida y “la” herramienta indispensable del siglo XXI.

Además, no sólo sirve a aquellos que por razones de trabajo deben atender sus solicitudes electrónicas, también resulta una ventaja para todas las personas que están en busca de empleo o aquellos que están emprendiendo nuevos negocios.

“La inmediatez en la que vivimos y las nuevas tecnologías han ido diversificando las formas en las que se busca trabajo o asesoría laboral”, dice Margarita Chico, directora general de Trabajando.com en México, país donde existen más de 18 millones de cibernautas suscritos a una red social.

Por ello, no sorprende que estas plataformas conformen, junto con la búsqueda de información, las acciones preferidas de los mexicanos cuando navegan en Internet, según estadísticas publicadas recientemente por comScore.Inc, líder en medición del mundo digital.

Y aunque las empresas han sabido sacar ventaja de sus potencialidades, es necesario aprovechar aún más las nuevas tecnologías y “hacer uso de éstas de manera que podamos explotar todas las posibilidades para abrir puertas y ofrecer entrevistas y para las empresas encontrar al mejor candidato”, tal como lo señala Margarita Chico.

Redes sociales y empleo
Facebook, Twitter, LinkedIn, Viadeo y otras redes, han permitido a miles de personas estar interconectados, al tiempo que amplían considerablemente su lista de contactos personales y profesionales.

Factor que las convierte en una herramienta ideal a la hora de buscar empleo.

Si antes ocupábamos el tiempo en imprimir un Currículum Vitae y repartirlo por las distintas empresas, hoy sólo es necesario hacer uso de esta gran lista de contactos y con un sólo click hacer que el documento circule ante cientos de personas que podrían estar buscando algún perfil que se amolde a las características de algún usuario de las redes sociales.

En palabras simples, estas plataformas están desarrolladas para que los usuarios puedan establecer intercambios de información o currículums con los headhunter, gerentes o directores de Recursos Humanos de miles de importantes empresas.

Además, gran parte del éxito de quienes pertenecen a estas redes sociales tiene que ver con la actividad constante que registren, es decir, que tengan participación en foros, debates, desarrollen mercadotecnia personal para hablar sobre sus habilidades laborales, al grado que cuando se abra una vacante puedan ser tomados en cuenta por los reclutadores.

“Es entonces el momento en el que tanto usuarios como empresas debemos flexibilizamos para acercar las ofertas laborales a todos aquellos que están en busca de ellas”, indica la compañía de búsqueda online de empleos.

Cómo sacar provecho laboral a las redes
Trabajando.com ha implementado un sistema para que todos sus seguidores puedan acceder a las más variadas ofertas laborales y enterarse de las últimas novedades del mundo del trabajo.

Dicha experiencia les ha permitido construir una serie de reglas para el uso de estas redes:

  • Contactar a personas con las que se tenga afinidad laboral y recordar que estos contactos, además de ser una puerta para obtener una entrevista, pueden ser nuestros mentores en la carrera profesional.
  • En los contactos, vale más calidad que cantidad.
  • Utilizar palabras clave que resalten la industria en la que nos desempeñamos, la mayoría de los reclutadores realizan búsquedas de candidatos o nuevos contactos mediante estas palabras.

A pesar de todos los beneficios, también existen algunos riesgos con los que se debe tener mucho cuidado:

  • Emitir expresiones negativas acerca del trabajo y/o jefes actuales o anteriores.
  • Hablar y/o discutir sobre temas polémicos como la política y la religión.
  • Subir fotos en las que se exponga una mala imagen personal.
  • Faltas de ortografía o errores en la redacción, ya que éstos pueden dañar la imagen profesional.
  • Cuidar el nivel de privacidad que se verá en el perfil y qué información estará abierta para todos.

 

Alto Nivel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: